Bienvenidas y bienvenidos a este nuevo post. Quiero compartir con todos ustedes los pequeños detalles o rutinas y ejercicios que me llevan a ser ordenada. Muy seguramente ya has escuchado o leído sobre la lista que voy a mencionar a continuación. Sin embargo, lo más importante es que de verdad apliques todos los puntos, nos es muy fácil hablar, pero pocos aplicamos, es como el refrán que dice “¡Predice, pero no aplica!”.

Muy bien, voy a comentar sobre lo que a mí me ha funcionado estos meses que decidí emprender desde casa, ustedes pueden moldear cada uno según su necesidad, tiempo y disposición.

  1. Levántate a una hora en la que te sientas capaz de hacerlo, esto dependerá de la hora en la que vayas a la cama a dormir, ¡OJO! A dormir y no a revisar tu móvil, ver NETFLIX o quizá a recibir una llamada de tu pareja, familiares o amigos.
  2. Desayunar y dejar todo limpio al acabar. Desayunar es quizá como dicen muchos nutricionistas, el alimento más importante para el ser humano durante el día. Este aporta la energía necesaria para pasar del estado de “Invierno nocturno” al estado de “Primavera Mañanera”. Son los términos que he decidido utilizar para las estaciones que tiene nuestro cuerpo humano.
  3. En el punto anterior mencione de dejar todo limpio al finalizar tu desayuno por que siento que debemos ser coherentes, no es válido ser desordenadas o desordenados en algo para luego querer compensar ese desorden con un orden en otra actividad, es importante respetar cada espacio y momento.

Si a media mañana necesitas ir a preparar tu almuerzo comida, no quisieses encontrar desorden y suciedad en tu comedor y cocina. Seamos coherentes, de esta manera la energía positiva se transporta alrededor de toda nuestro hogar y entorno laboral y familiar.

  • Las energías no solo vienen de los seres vivos, si sientes que tienes objetos de decoración en casa que ya no son necesarios pues deshazte de ellos. Quizá ese objeto en tu vida ya cumplió su ciclo y donándolo o regalándolo a alguien que le de un mejor uso será satisfactorio para ambas personas.
  • Cada vez que sientas que te distraes y no logres enfocar tu mente en el momento, levántate de tu escritorio, realiza pausas activas y toma un té o café, esto ayudará a que tu mente se desconecte por 5 p 10 minutos y al regresas y sentir un cambio trabajará mejor, con más facilidad, mejor concentración y con ideas limpias y amplias para seguir el desarrollo de tus tareas diarias.
  • Dedica el mínimo tiempo posible cada día para depurar tanto lo material como lo intangible, me refiero a que trata en lo posible de ser ordenada en tu escritorio cada que termines una actividad. También cada día al finalizar realizar una limpieza. Te cuento algo, de normal, yo escribo muchas pequeñas noticas para no olvidar palabras, tareas, etc.

Estas pequeñas notitas pasan al basurero de reciclaje y estos materiales reciclables los vendo a un menor coste cada semana, el fin de esta actividad no solo ayuda a mi orden, también estoy siendo solidaria con el medio ambiente.

  • No dejes nada para el final. Si que es cierto que, si hacemos una lista de tareas diarias, semanales o mensuales, algo habrá que quedar de ultimo por hacer. Por supuesto, con este punto quiero hacer énfasis en algo muy importante.

Quizá 1 o 3 tareas al día se deban posponer por falta de algún ingrediente, alguna información o algo por este estilo. Pero, por que esperar a que tengamos todo reunido para continuar. ¿Porqué no investigar para culminar ahora mismo?

Son 7 puntos los que acabo de mencionar que te ayudarán de seguro si los pones en práctica. Puedes ajustarlos según tus necesidades, tiempo y disposición.

Ahora quiero que me ayudes con algo, responde en los comentarios la siguiente pregunta.

¿Con cuál de los 7 puntos te identificas más, porqué y como los pones en práctica?

Categorías: Artículo

5 commentarios

Nadia Argote · febrero 3, 2020 a las 7:47 pm

Hola! Concuerdo contigo en muchos aspectos, el día a día puede ser abrumador si dejamos las cosas de lado. La verdad que yo me organizo para la semana eso es lo que más tiempo me llevá, comprar la comida, limpiarla y por supuesto preparar la comida. Mi ropa y todo lo demás lo voy hacer entre sábado y domingo y si, colocó notas con la ropa del día, hago ya eso de costumbre porque si no es complejo llevar el día. En ocaciones dejo la comida para hacer el día lunes. Hacer eso me hace tener tiempo, algunos de tus tips o consejos lo probaré para ver qué tal porque si me gustaría disfrutar más el día a día y con mis amigos y familiares.

Yolanda Morales · febrero 4, 2020 a las 9:48 am

Muchas gracias por tus consejos para organizar nuestra jornada laboral. A mí me pasa como a ti, que al trabajar en casa hay que ser más consciente de las posibles distracciones y sobre todo lo importante que es el orden para que el trabajo sea útil y provechoso.

feli luna · febrero 4, 2020 a las 2:54 pm

Hola! Me viene genial tu post porque la verdad es que soy muy distraída y cuando me pongo en mi jornada laboral y llevo un rato me suelo descentrar con facilidad así que a partir de ahora intentare enfocarme más en el trabajo y me apunto la idea de que cuando no logro centrarme hacer pequeñas pausas para tomar un café y de esta manera regresar al trabajo con más fuerza. Gracias por compartir. Un saludo.

María · febrero 4, 2020 a las 9:43 pm

Hola Tiphany…. Bueno yo aún no trabajo desde casa, pero concuerdo contigo en lo de hacer la pausa. Me pasa mucho que me distraigo o que me quedo pegada al computador pero sin avanzar, entonces ahí es donde me paro, me hago un café, espero unos minutos y sigo con lo que estaba haciendo… Funciona muy bien.

Yolanda · febrero 4, 2020 a las 11:38 pm

Muy buen post.

Mucha verdad en no mirar el móvil y demás cosas por la noche, pero cuesta y es muy importante ni mirar pantallas moviles a esas horas.

Un abrazo gigante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *